Fuego

¿De verdad tenemos que ver cómo arde nuestra tierra?, ¿tenemos que aguantar con el corazón en un puño, mientras vemos hogares destruidos? Están quemando nuestro paraíso, incendiando nuestro orgullo y nuestra rabia. Y nosotros ardemos de ira, de pena y de impotencia.

Peleamos. Nuestro fuego contra el suyo, nuestra solidaridad contra su falta de humanidad. Y venceremos como siempre hacemos, porque de otra cosa no sabremos, pero de echarle huevos a la vida podemos dar lecciones.

Ardimos, sí, pero nosotros sabemos que las llamas que llevamos dentro son más fuertes que aquellas que nos atacan.

Galicia, Asturias, León…resurgirán de sus cenizas una y mil veces, mientras que los corazones de esos desalmados están condenados a apagarse lentamente y sin que a nadie le importe.

Sólo espero que llueva pronto y mucho, y que vuelva a oler a prao mojao.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s