Querida yo de hace unos años:

Espero que sepas aprovechar estas palabras,  porque sólo te lo diré una vez.

Sonríe mucho, pero por dentro. Que nadie note tu felicidad, o estarás perdida. Deja fluir los malos ratos y disfruta, vibra con los buenos. No dejes que nadie sepa cuáles son las cosas que te enamoran, ni tampoco las que te molestan. Unas y otras pueden ser usadas en tu contra.

Nunca digas las cosas tal y como las piensas: los demás sólo quieren ver que estás tan jodida como ellos, así que píntalo aún peor y lograrás encajar siempre. No destaques, no crezcas, intenta pasar desapercibida, es única forma de que no te odien.

¿Estudiar para qué? Una carrera cuesta tiempo, esfuerzo y dinero. Y no hace falta para terminar en la cola del paro.

Sé falsa, muchísimo, sonríe por delante y ríe por detrás. Sé que es difícil, que puede parecer que esto no va contigo, pero intenta fingirlo al menos, de esta forma lograrás ser igual que el resto.

De enamorarte mejor ni hablamos. No lo intentes, no te dejes llevar. Sabes que de un modo u otro todos terminarán haciéndote daño. No te esfuerces en suspirar midiendo la velocidad del aire cuando pasa a tu lado, no sirve de nada. No entrelaces tus dedos con los suyos cuando hagáis el amor: piensa que es un polvo y detrás…no viene nada más. Ni te molestes en preparar el café por la mañana. Te adelanto que lo más probable es que no se quede a dormir.

Pero lo más importante: no me hagas ni puto caso.

Nunca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s