Hipótesis

Hablo del hipotético caso de que aparezcas. Que dejes a un lado el pasado, que afrontes tus problemas y decidas enfrentarte a la realidad conmigo. Hablo de la ligera hipótesis que se encuentra escondida en el lugar más recóndito del hemisferio derecho de mi cerebro. Esa que significa que vengas y no te vayas nunca más. Esa que magnifica mis cinco sentidos.

Porque no han podido hacerte más a mi imagen y semejanza.

Y así entonces podré decir que revivir(me) fue la tarea más difícil (y a la vez satisfactoria) que te he pedido nunca. Que apareciste en el momento justo. Porque creía que nunca volvería a querer sin medidas, que ya se había agotado mi paciencia, que ya tocaba tirar la toalla.

Pero míranos: toca hacer hueco en el armario para tu ropa. Compartir el pequeño espacio del pasillo de la cocina para lavar los platos. Por fin toca no dormir nunca más sola.

 

Y así es como quiero ser feliz a tu lado.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s